Bienvenido a pinturae

902 102 867

Carrito

0 producto(s), Total: 0,00 €

pintar interiores
dormitorios
DORMITORIOS

Aunque cada uno tengamos nuestro estilo -moderno, rústico, tradicional o romántico- el dormitorio tiene que ser un espacio que invite al descanso y al relax y la pintura ayuda a conseguirlo. Elige colores neutros como blancos, cremas o beiges y si deseas darle otro aire puedes escoger tonos azulados o verdes que aportan sosiego y serenidad. Si deseas darle un toque de color puedes pintar la pared del cabecero con un color más atrevido en malvas o turquesas suaves.

salones
SALONES Y COMEDORES

La sala de estar es uno de los lugares de la casa donde más tiempo pasamos; leyendo, viendo la tele o disfrutando de la familia y las visitas. La pintura puede ayudar a dar un clima agradable y acogedor. Para los menos atrevidos os proponemos colores neutros, como arenas, blancos rotos o crudos.

Para los atrevidos se pueden escoger tonos más vivos como granates, amarillos o verdes e incluso combinar estos con los neutros para ofrecer una sensación más sosegada ya que no se recomiendan tonos excesivamente vivos ni contrastes chillones que pueden llegar a cansar.

Según cada casa, el comedor suele ser una zona contigua, separada o no, de la sala de estar. La pintura puede ayudar a separar estos ambientes combinándolos o creando espacios diferenciados. Se crea una continuidad de colores, los cuales se reproducirán en ambos ambientes o generar contrastes con colores diferentes.

habitacion infantil
NIÑOS

Para los dormitorios infantiles se suele utilizar una misma tonalidad cromática que suele combinarse con el mobiliario, las cortinas o los edredones. La variedad es aquí infinita pero intenta no utilizar colores excesivamente serios como grises o marrones oscuros. Puedes utilizar colores menos intensos en las paredes y dar los toques de color con elementos decorativos, juguetes e incluso ilustraciones o dibujos pegados sobre la pared.

Si utilizas colores más vivos como fucsias o turquesas hazlo en pareces sueltas o en pequeños detalles o incluso utiliza cenefas y perfiles para hacer dos tonos contínuos. En los dormitorios de bebés se suele tender a tonos pasteles, según el sexo del bebé pero ten en cuenta que conforme crecen los niños "reclaman" y es recomendable adelantarse en la decoración a su propio crecimiento.

Para las zonas de juego, el color puede ser mucho más atrevido y que fomente su creatividad y estimule su ingenio como naranjas o amarillos. Pero ten en cuenta que si la estancia se va a utilizar como zona de estudio no son recomendables los colores excesivamente chillones.

escaleras-pasillos
PASILLOS Y HALL

Los espacios de entrada a la casa como hall o recibidores suelen ser normalmente pequeños. En este caso puede resultar interesante ser atrevido y utilizar un color que impacte. Sin embargo, si la luz es escasa habrá que tener cuidado para no empequeñecer es espacio. Como siempre acertarás si utilizas un color más atrevido para los detalles y uno neutro para el conjunto.

Para zonas de paso o de escalera, te recomendamos que guarde relación con la iluminación artificial que uses ya que normalmente son zonas con luz natural.

cocinas
COCINAS

Los colores de la cocina nos lo marcará el tipo de muebles que tenemos y el estilo así como el tamaño de la estancia o si realizamos las comidas en ella más o menos a menudo. Es más acertado escoger colores como beige, crema o esquemas de colores suaves pero, si no pasamos mucho tiempo en la cocina, es bueno ser atrevido y darle un toque de color armonizado siempre con los muebles y los detalles.

Si utilizamos la cocina como comedor es bueno utilizar colores como naranjas o amarillos que fomentan el apetito y la comunicación y huir de colores fríos como el azul. En todo caso siempre acudiremos a la regla de oro de saber que los colores claros o frías agrandan espacios y tonos oscuros o cálidos lo reducen.

baños
BAÑOS

Para elegir el color del baño atenderemos lógicamente al color de los azulejos y de otros elementos como el mobiliario. Si los azulejos son de color claro se contrastan con verdes, púrpuras o turquesas creando un baño más alegre y atrevido. Si queremos un espacio más relajante y elegante elegiremos ocres, grises o azules. Éste último es muy utilizado en cuartos de baños junto con tonos verdes.

Se puede optar por baños monocromáticos generando uniformidad, por ejemplo en tonos blancos. O bien armonizar colores análogos con tonos claros y blancos o romper, según las tendencias actuales, y utilizar oscuros y complementarios, en paredes enfrentadas.

Para los baños de los más pequeños o de invitados, menos utilizados, se pueden escoger colores más chillones y modernos o bien dar el toque de color con los elementos decorativos, toallas o muebles de baño.

puertas-ventanas
PUERTAS, VENTANAS Y RADIADORES

Pintar puertas y ventanas puede resultar un trabajo complicado pero, si seguimos unas pautas, no será así y lograremos renovar la carpintería en mal estado y coordinarla con la decoración, logrando una armonización perfecta.

Antes de pintar tenemos que preparar y limpiar la superficie para abrir el poro y que la pintura se adhiera correctamente. En puertas y ventanas muy antiguas deberemos en ocasiones utilizar decapantes o removedores de pinturas o con lijas. Si no lo quitamos correremos el riesgo de que se cuartee la nueva capa de pintura.

Seguidamente deberemos aplicar un esmalte sintético a algún esmalte acrílico según el brillo y el color que desee. Tendremos que pintar cuidadosamente hasta cubrir con dos manos o hasta lograr el brillo deseado.

En elementos como radiadores de hierro, limpiearemos la superficie y lijaremos posibles restos de pintura anterior y aplicaremos un esmalete sintético de acabado mate o brillo.

oficinas-despachos
OFICINAS Y DESPACHOS

Como siempre podemos utilizar colores neutros pero en el caso de los espacios destinados al trabajo utilizados como despachos o salas de estudio pueden ser un buen lugar para probar nuevas combinaciones de color.

El escritorio es un lugar que admite un color oscuro, ya que combinará con elementos en tonos claros y fríos como el ordenador o la mesa. Así conseguiremos un efecto que rompa.

En zonas de trabajo o destinadas a oficinas las posibilidades se multiplican ya que se tratarán de espacios más grandes en los que funcionan los colores neutros que siempre pueden combinarse con toques de colorido que hagan referencia al color de la empresa y que destaquen junto a elementos decorativos.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí
x